decorar una casa cuando tienes mascotas- viviendas Baleares

Consejos para decorar una casa cuando tienes mascotas

Tener un perro o un gato en casa no tiene por qué estar reñido con el estilo o el orden de nuestra vivienda en Malllorca. Aunque su presencia nos va a obligar a tomar ciertas precauciones, los objetos y los juguetes de estos animales también tienen un impacto decorativo que no podemos dejar pasar por alto. Desde la forma de la cama de este pequeño – o no tan pequeño- compañero hasta su rincón de juego o la tapicería de los muebles que están a su alrededor. El equipo de la inmobiliaria en Mallorca e Ibiza Durendesa®  recopila los principales consejos  que debes valorar para decorar una casa cuando tienes mascotas, tanto si esperas la llegada del animal como si éste ya forma parte de tu familia.

Búscales su sitio y decóralo a juego

Tu mascota, tus familiares y tú vais a estar mucho más cómodos si el perro o el gato cuenta con un espacio asignado en casa. Así que búscale un rincón agradable que llegue a identificar como propio y que incorpore una cama específica o una cesta o un cajón que le sirva para recogerse. Para no echar por tierra la decoración de la estancia, combina el color de la cama de la mascota con los tonos predominantes y el estilo del mobiliario. Puedes utilizar el mismo truco para la caja de sus necesidades. Si quieres que pase más desapercibida, camúflala con algún elemento decorativo -como un trozo de tela- o métela debajo de algún mueble.

Para mantener la zona ordenada, elige una cesta bonita o una caja que combine con el alrededor para meter sus juguetes, mantas, mordedores… También puedes delimitar una zona en la entrada de casa (como una repisa o un banco) para tener a mano y organizadas sus cosas de paseo (como la correa o las bolsas para recoger los excrementos).

Cuidado con las cortinas y la tapicería

Decorar una casa cuanto tienes mascotas implica prestar atención a más elementos de los que a priori pensamos. Más allá de elegir sus recipientes de comida y bebida a juego con los accesorios o los colores de la cocina o la estancia donde pasa más tiempo, es fundamental la selección de las telas del sofá, las butacas o los cojines. Decántate por tejidos resistentes que no retengan olores, que resulten fáciles de limpiar y que combinen con el estilo de la casa.

Las cortinas largas no son una buena idea si tienes perros y/o gatos. La mejor solución son los estores, ya que se pueden levantar lo suficientemente altos para quedar fuera del alcance del animal. Si tienes el suelo de madera, cúbrelo con una alfombra de un tono similar al pelo de tu mascota (además de comprar un modelo resistente que esté en consonancia con el resto de la decoración).

Protege el mobiliario y potencia su entretenimiento

Los perros y los gatos también necesitan divertirse dentro de casa, lo que suele implicar que lo hagan mordiendo o rasgando lo que encuentran más a mano (cojines, cables, tapizados…). Protege estos elementos y cómprales juguetes específicos para que se entretengan sin ocasionar percances. Colócalos dentro de su espacio y vigila que no desentonen con el resto de la decoración.

Una solución para cuidar el estado de las patas de las mesas es poner una esterilla rascador alrededor, que les sirva para afilar las uñas sin hacer daño alguno al mueble.

No olvides esconder los elementos de vidrio o de porcelana que hasta su llegada tenías en el suelo, sobre todo si tienes un cachorro. En el caso de los gatos, ten en cuenta que son capaces de subir a las estanterías y a las mesas, así que aparta todos tus objetos valiosos también de estas zonas.

Evita tener que pintar las paredes antes de lo previsto

Las paredes, junto a los muebles, pueden verse claramente afectadas por la presencia de animales en casa. Por eso, no dudes en elegir pinturas semibrillantes y muy resistentes a las manchas, que puedan limpiarse sin dañarlas con agua y con jabón. Decorar una casa cuando tienes mascotas con papel pintado es una opción muchísimo más delicada.

Hay algo más que debes valorar si tienes uno o varios perros y estás pensando en comprar una casa en Mallorca o Ibiza: el tamaño de la mascota. Según recuerdan nuestros asesores inmobiliarios en Baleares, las casas con jardines o terrazas son ideales sobre todo para los canes grandes, ya que pueden moverse libremente por un espacio del que no suelen disponer en el interior. Las viviendas pequeñas son más adecuadas para perros de un tamaño menor.

Esta consideración no influye tanto para elegir una casa en Baleares cuando tenemos gatos, pero sí suele ser útil tomar algunas medidas de salud (las alergias a los gatos son el doble de comunes que a los perros). Entre ellas, aumentar la frecuencia de aspirar las tapicerías, evitar la entrada del animal a nuestro dormitorio y ventilar la casa con frecuencia.