tips comunidad propietarios- ahorrar gastos comunidad de propietarios

Cómo ahorrar gastos en la comunidad de vecinos sin recortar servicios esenciales

No siempre somos conscientes, pero los pagos de la comunidad de propietarios son más significativos de lo que parece cuando acaba el año. Basta con multiplicar por 12 las cuotas mensuales y repetir esta operación por el número de viviendas para concienciarse de la dimensión real que se lleva esta partida anualmente. Sin embargo, reducir los gastos en la comunidad de vecinos en Baleares o en cualquier otra comunidad puede abordarse con grandes resultados sin recortar en calidad.

Así lo afirma la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que facilita una serie de consejos para ahorrar en la comunidad de propietarios, independientemente de su tamaño. Los recogemos con ayuda de nuestros asesores inmobiliarios en Mallorca e Ibiza para que estudies todas las posibilidades junto al presidente de tu comunidad de vecinos antes de dar cualquier paso al respecto.

Medidas para recortar en gastos comunitarios

Ahorrar no tiene por qué ser sinónimo de pérdida de calidad en los servicios. Un buen análisis de los gastos comunitarios puede recortar cientos de euros sin ningún perjuicio, tanto si residimos en una comunidad con gran cantidad de prestaciones como si el reparto se realiza entre más o menos vecinos. La clave está en identificar qué servicios vale o no la pena mantener en la comunidad de propietarios. Por el momento, la OCU señala los siguientes puntos como los que no hay que perder de vista para conseguir un ahorro notable:

  • La cuenta de la comunidad: es una de las formas más sencillas para desembolsar menos. Este depósito llega a suponer un coste económico importante por operaciones como el mantenimiento, las transferencias y los giros de recibos bancarios. De hecho, la organización señala un margen que oscila entre los 50 euros y los 1.300 euros por tales conceptos. Una cuenta competitiva puede ahorrarle a la comunidad hasta el 97% de gastos al año.
  • El seguro: a tenor de un estudio realizado por la entidad en una comunidad de 20 viviendas y 30 años de antigüedad, puede ahorrarse hasta un 36% en esta partida. Eso sí, la rebaja no debe hacerse nunca a costa de eliminar coberturas indispensables como el seguro de Responsabilidad Civil. Puede resultar muy conveniente establecer una franquicia para los daños por agua; los más habituales y los que más disparan la prima del seguro.
  • El portero y la limpieza: emplear al portero a través de una empresa puede arrojar costes similares a los que supone la contratación directa. Sin embargo, es una opción más sencilla porque la comunidad se olvida de realizar gestiones como emitir las nóminas del portero o el pago a la seguridad social. Los propietarios pueden ahorrarse un 15% aproximadamente si optan por la fórmula externa. La reducción en el apartado de limpieza es similar si tenemos en cuenta el mismo razonamiento.
  • El administrador: la mejor forma de no desembolsar nada por este concepto es que un vecino asuma directamente la función de esta figura. Pero esto suele ser complicado, sobre todo en los edificios o en las urbanizaciones de mayor tamaño. Cuando se comparan precios de administradores hay un aspecto clave: comprobar qué cubre realmente cada uno con su actuación (en ocasiones se tarifica una cuota básica que se encarece al empezar a sumar servicios extras). De igual forma, hay que considerar que el administrador más caro puede salir más barato a la larga si es un buen gestor. Esto puede llevar a ahorrar gastos a la comunidad del 50%.
  • La electricidad: aquí las estrategias son varias. Por ejemplo, cambiar de compañía eléctrica en la comunidad de vecinos; usar dispositivos que gasten menos luz (como las bombillas LED); ajustar la potencia eléctrica; buscar un buen proveedor de gasóleo para la calefacción… Esto último puede recortar hasta un 8%.
  • El ascensor: esta manera de ahorrar gastos en la comunidad contempla a su vez tres partidas: los costes del suministro eléctrico, de mantenimiento y de la línea de teléfono del ascensor. En el primer caso, conseguir una buena tarifa y ajustar la potencia eléctrica puede facilitar una reducción del 63%. Por otra parte, esta cifra en concepto de mantenimiento (puede realizarlo una compañía distinta a la que lo instaló) puede reducirse en un 20%. En cuanto al desembolso por la línea telefónica, puede ser prácticamente nulo si se cuenta con una tarifa adecuada.
tips propietarios- ahorrar gastos en la comunidad de vecinos