casas del futuro _ efecto pandemia

Casas del futuro efecto pandemia: viviendas flexibles y sostenibles

Nuevos tiempos para las casas del futuro.- El impacto de la pandemia ha dejado huella en muchos aspectos de nuestra vida y el diseño de interiores pospandémico no ha sido una excepción. La realidad de los últimos tiempos -marcada por las restricciones, el teletrabajo y las nuevas formas de viajar- ha acelerado el cambio en los interiores y fusiona viviendas, oficinas, hoteles y tiendas.

Así se desprende del informe The New Habitat, realizado por la firma de cerámica Ape Grupo en colaboración con el estudio de investigación de tendencias Future-A. Según concluye, las viviendas se enfrentan a un claro cambio de paradigma, con el concepto de flexibilidad en primera línea de acción y con la compañía de nuevos estilos de vida y de nuevas soluciones de hogar.

En este contexto, las casas del futuro lo tienen claro. Deben adaptarse a las nuevas exigencias y, consecuentemente, considerar dos factores de manera imprescindible: la conciliación de la vida personal y la laboral y un escenario de nuevas crisis sanitarias y climáticas.

Diseño de interiores viviendas pospandémicas

Según remarca el informe, la pandemia ha apresurado la aparición de un cambio radical en el hogar durante la próxima década. En consecuencia, la arquitectura y el diseño de interiores manifiestan su evolución hacia factores como el bienestar, la seguridad, la adaptación climática, los avances en la inteligencia artificial en el hogar, la automatización y las experiencias inmersivas.

En el diseño de la vivienda del futuro, la flexibilidad alcanza un lugar predominante. Los hogares deberán ajustarse a aspectos como la falta de espacio disponible, la reducción del tamaño de los inmuebles o la introducción de nuevas funcionalidades en la vivienda (trabajo, deporte, cultivo…). Además de combinarse con estilos de vida más dinámicos y cambiantes.

Casas flexibles: soluciones constructivas adaptables y multifunción

Las circunstancias han hecho que el estilo de vida pase a entenderse como un proceso cambiante; con grandes transformaciones a la vista. En este camino, la vivienda se convierte en nuestra compañera. De ahí que la flexibilidad aparezca ahora como un factor clave y se deje sentir en la funcionalidad y la composición del mobiliario, entre otros muchos aspectos.

En este escenario, el diseño y las casas del futuro aparecerán marcadas por las siguientes claves:

  • Diseño generativo para que cada usuario pueda codiseñar el producto para adaptarlo a las necesidades propias
  • Arquitectura interior modular y transformable
  • Menos paredes, pero mayor presencia de recursos para modular el espacio (estanterías a dos caras, separadores móviles…)
  • Transversalidad de los productos para ajustarse a las distintas funciones
  • Creación de ambientes diferenciados con distintos criterios acústicos-lumínicos
  • Soluciones de usar y llevar para mayor vida útil de los productos y su posibilidad de traslado a otros hogares
  • Equilibrio entre la flexibilidad de cada espacio y la separación de funciones

Home office: ambientes más calmados y saludables

A raíz de la experiencia, los espacios de trabajo se integrarán en los hogares, pero resolviendo puntos de fricción como la separación entre los momentos personales y los laborales. La salud también se pondrá en gran valor. De relieve, productos de múltiples usos y  soluciones para incorporar la oficina en casa de forma sencilla.

En este sentido, el diseño recogerá las siguientes pautas:

  • Soluciones multifuncionales y particiones inteligentes
  • Cloffice o puestos de trabajos escondidos en armarios o integrados en la cocina, por ejemplo, para potenciar la separación de la faceta privada y la laboral
  • Concentración y pequeñas soluciones para el trabajo que no mermen gran parte del espacio de la casa
  • Espacios de oficina flexibles y en espacios abiertos
  • Separaciones físicas del ámbito personal y laboral para fomentar la conciliación

Viviendas refugio ante crisis climáticas y de salud

Por otra parte, las casas del futuro se proyectarán como refugios capaces de enfrentarse a futuras crisis climáticas y de salud. Dentro de esta visión, la higiene y la autosuficiencia -con soluciones de purificación de aire o pequeños sistemas de cultivo, por ejemplo- tomarán especial fuerza.

Esta idea de vivienda refugio se traducirá básicamente en diseños cálidos y en interiores protectores, que buscan apoyar el bienestar mental y potenciar la comodidad, entre otros. En este caso,  se acompañará de las siguientes consideraciones:

  • La calidad del aire y el uso de materiales saludables como parte indiscutible del diseño
  • Soluciones independientes a nivel de energía y alimentación en el hogar
  • Sistemas de vegetación y de contacto con la naturaleza en casa
  • Mayor tamaño de las ventanas y de los cerramientos
  • Mayor espacio de almacenamiento para productos y kits de emergencia y salud

efecto pandemia vivienda- casas del futuro

Índice de contenidos

Compartir noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
@2022 Durendesa