deco scandifornian- tendencias

Decoración scandifornian: mezcla del estilo escandinavo y el estilo californiano

Hace ya décadas que la decoración escandinava, caracterizada por la naturalidad y la sencillez, se ha colado en nuestros hogares de Mallorca. Sin embargo, lejos de quedarse anclada, sigue experimentando con otros estilos para crear espacios distinguidos y atemporales. Su gusto por evolucionar le ha llevado a hacer tándem con otras estéticas, introduciendo en nuestras casas tendencias tan aclamadas como el Japandi (decoración nórdica + decoración japonesa). Ahora entra en escena el llamado estilo Scandifornian, que con gran acierto une el minimalismo nórdico con el estilo boho californiano. Su objetivo, lograr un ambiente bohemio moderno que arraigue su base en las líneas sencillas y en los tonos blancos.

Si te acabas de comprar una vivienda en Mallorca o Ibiza o buscas dar un giro a la decoración de tu hogar, no pierdas de vista esta tendencia. La estética Scandifornian ha entrado pisando fuerte este 2021 y pretende seguir dando mucho que hablar durante los próximos años.

Una decoración fresca y acogedora para tu hogar

La decoración Scandifornian bebe de la filosofía hygge, la sencillez y el minimalismo del estilo nórdico. Sin embargo, da un paso más allá para aportar un ambiente más moderno y desenfadado a las estancias. Para ello, juega con el estilo boho californiano, mucho más cálido, relajado y setentero. Esta combinación, que a priori podría parecer extraña, aúna lo mejor de ambas tendencias para crear principalmente espacios cargados de positividad, luz y energía.

Una mirada a su vez cálida y fresca – alegre y elegante, que busca adaptarse a los distintos gustos personales y sobrevivir al paso del tiempo.

Claves para introducir el estilo Scandifornian en casa

La iluminación, los detalles bohemios y la atención a los 70 son los grandes pilares en los que se sustenta esta tendencia que cabalga entre el minimalismo escandinavo y el estilo bohemio californiano. Se trata de construir ambientes amplios, luminosos y diáfanos, que consigan conjugar espacios tan sencillos como acogedores:

  • Iluminación y serenidad: el Scandifornian recurre a los blancos en las paredes y los muebles más grandes para crear espacios luminosos y amplios. Eso sí, opta principalmente por los tonos más neutros (beis, blanco roto o hueso) para no darse de bruces con rincones fríos e impersonales.
  • La madera: el mobiliario, el techo y el suelo se sirven principalmente de este material para reforzar la idea de naturalidad y hacer bellas combinaciones. En consonancia con la creación de espacios luminosos, se inclina siempre hacia las maderas claras. Otras posibilidades como el mimbre, el ratán o el bambú se reservan para los accesorios, así como para completar la decoración del mobiliario, siempre de corte recto y sencillo.
  • Los colores y los textiles: los tostados, los tonos pastel, los azules y los rosas claros… se cuelan sobre todo en los complementos. El verde añade el elemento de frescura a los espacios, sobre todo mediante la introducción de plantas naturales (no pueden faltar las palmeras y los cactus, típicos del estilo californiano). Por su parte, los textiles se decantan especialmente por el algodón y el lino.
  • Detalles setenteros: la naturalidad y las estrictas líneas simples del minimalismo están bien presentes en el Scandifornian, pero también los detalles vintage. Se logran así bellos contrastes y un toque más desenfadado. Aunque se huye de la ornamentación excesiva, los motivos geométricos están bien presentes.

Índice de contenidos

Compartir noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
@2022 Durendesa