Qué impuestos tengo que pagar por comprar una vivienda

El coste de comprar un inmueble en Baleares o en el resto de España va más allá de pensar en el precio de la vivienda y en la hipoteca. Contempla también valorar una serie de impuestos y gastos asociados a la compraventa de una propiedad. En el montante relativo a estas transacciones, influyen factores como el tipo de inmueble (vivienda de primera o de segunda mano) o la comunidad en la que se reside.

El IVA, el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP) y los Actos Jurídicos Documentados (AJD) son los tributos que no debemos perder de vista. Estos gravámenes, según precisan los asesores inmobiliarios en Mallorca e Ibiza de Durendesa®, se suman a otros gastos como los de notaría y propiedad.

Tributos asociados a la compraventa de una vivienda

El comprador de una vivienda de primera de mano queda sometido a la siguiente tributación:

  • El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): de manera general, se aplica el tipo reducido del 10% al precio de venta (Canarias marca la excepción con el 6,5%, Impuesto General Indirecto Canario- IGIC). En el caso de las viviendas de protección oficial de régimen especial o de promoción pública, este valor se sitúa en el 4%.
  • Actos Jurídicos Documentados: el comprador abona el IAJD que grava la escritura de compraventa (la nueva Ley Hipotecaria fija que el banco asume el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados relativo a la firma del préstamo). Este tributo depende de cada comunidad autónoma. En el caso balear se sitúa en el 1,2%.

 

El comprador de una vivienda de segunda mano, por su parte, debe abonar principalmente el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales. Este gravamen, cedido a las autonomías, oscila entre el 6% y el 10%, con tipos reducidos para VPO o familias numerosas. El tipo general en Baleares está en el 8%, si bien se aplica el tipo reducido del 5% en la compra de la vivienda habitual, siempre que no supere los 200.000 euros.

Gastos de compraventa de una vivienda

Al margen de los impuestos por comprar una vivienda en Mallorca, Ibiza o resto de España, encontramos otros desembolsos ligados a la adquisición de una vivienda:

  • Notaría (gasto regulado por el Estado): el coste de la escritura pública de una vivienda en la notaría oscila entre los 600 euros y los 900 euros. Aunque depende del importe del inmueble, esta cuantía puede incrementarse por aspectos como la extensión de la escritura o el número de copias.
  • Registro de la Propiedad: el gasto de la inscripción de la compraventa de la vivienda en el Registro de la Propiedad también está fijado por normativa y depende del precio del inmueble. Normalmente, supone entre 400 euros y 600 euros.
  • Plusvalía municipal: este impuesto local, recaudado por el ayuntamiento, tiene en cuenta el valor catastral y los años que el vendedor ha tenido el inmueble. Según la ley, lo abona el antiguo propietario, pero puede pactarse que recaiga sobre el comprador. No obstante, el vendedor paga este tributo si el transferente de la propiedad no reside en nuestro país.
  • Gestoría: se trata de un gasto opcional que puede contratarse para tramitar todo el papeleo que implica la operación de compraventa. En este caso, no existen tarifas concretas ya que estas operaciones recaen en profesionales libres.
impuestos compraventa de viviendas- inmobiliaria Baleares

Índice de contenidos

Compartir noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
@2022 Durendesa