Decoración de casa en verano | Colores de verano | Trucos de decoración
15620
post-template-default,single,single-post,postid-15620,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive

La decoración de casa en verano: fresca y luminosa

Los horarios de trabajo o los armarios no son los únicos que se adaptan con la llegada del verano. Nuestra vivienda en Mallorca e Ibiza reclama también aires más frescos y luminosos para dar la bienvenida a días más largos y apetecibles. Aunque disfrutemos más de las salidas, nuestra casa sigue siendo nuestro refugio preferido; el responsable de hacernos pasar veladas inolvidables y de arroparnos al final del día. Exprimir al máximo estas sensaciones requiere pensar en la decoración de casa en verano conforme al nuevo ánimo que te invade cada periodo estival.

Desde nuestra inmobiliaria en Mallorca  – Durendesa® – recopilamos algunos consejos decorativos que seguro van a serte útiles para alcanzar este objetivo. Toma nota de aquellos que más te gusten y, sobre todo,  recuerda añadirles un toque de tu propia personalidad. ¡Tu casa respirará la esencia y  magia del verano por los cuatro costados!

  • El blanco como sinónimo de iluminación y frescura: No hay duda de que este color no puede dejar de acompañarnos en verano. En las paredes, en los accesorios, en pequeños detalles… transmite sensaciones agradables y aporta un extra de comodidad a los espacios. Además, resulta ideal para agrandar habitaciones, no pasa nunca de moda y admite el juego con todo tipo de combinaciones. Sin duda, estas ventajas hacen que sea el color predominante en la decoración estival de muchas casas en Mallorca e Ibiza.
  • Azules y verdes: Si hablamos de decorar tu casa en verano, está claro que las tonalidades que recuerdan al Mediterráneo van a ser protagonistas. El azul no puede faltar en las viviendas de playa en Mallorca e Ibiza, mientras que los verdes van a adquirir especial relevancia en los chalets y en las casas de campo. Introduciendo estos tonos en pequeños detalles como cojines, jarrones, telas… aportarán el aire veraniego que buscamos. Una nota más: la combinación de blanco y azul y su uso mediante rayas en textiles, cortinas, colchas, cojines… darán la pincelada marina y veraniega por excelencia que estás buscando.
  • Naturaleza en casa: Las plantas aportan alegría, frescura, vida… y así te sientes en los meses estivales. Por eso, nada mejor que darles un papel protagonista a la hora de decorar tu casa en verano, sobre todo mediante aquellas plantas con tonalidades más oscuras. Un mini huerto en la cocina con hierbas aromáticas aportará mucho color y frescura a la casa.
  • Telas ligeras: Las telas gruesas dejan de tener cabida en verano. Ahora es el turno de los tejidos finos y de algodón. Así que hay que olvidarse de las mantas, alfombras… y todo aquello que nos remita a la estación contraria.
  • Detalles propios del verano: Las posibilidades son enormes, desde fotografías de tus escapadas a las playas, cuencos con conchas, bandejas con caracolas, maquetas de barcos, cuadros con estrellas marinas… Tú eliges. Una opción perfecta para introducir el verano en casa sin esfuerzo.
  • Olor veraniego: Las flores frescas, las fragancias o las velas perfumadas con aromas florales, cítricos o marineros reforzarán el sentir de esta estación en tu casa.
  • Terrazas, balcones y jardines adaptados: No importa si no tienes vistas al mar o una piscina en el jardín para introducir el verano en tu hogar. Aprovecha tus espacios abiertos para convertirlos en una especie de oasis, con las plantas como máximas aliadas. Utiliza también objetos de mimbre, hamacas, palmeras, sombrillas para estos espacios. La iluminación con farolillos, guirnaldas o velas te ayudará a crear ambientes aún más agradables.
Sin comentarios

Escribir un comentario