tips- mantener la casa limpia y ordenada- Baleares

Cómo mantener la casa limpia sin invertir mucho tiempo y esfuerzo

¿Te imaginas mantener la casa limpia sin hacer mucho esfuerzo y sin realizar jornadas maratonianas bayeta en mano? Aunque no lo parezca, sí es posible. Ni la falta de tiempo o, incluso, de ganas puede seguir sirviéndonos ya de excusa. La clave está en elaborar un plan de acción de limpieza que nos ayude a evitar la acumulación de polvo, el desorden y la suciedad en nuestro hogar de Mallorca o Ibiza. Una serie de actuaciones a corto plazo que nos libre de pasar horas y horas frente a una actividad que tiene en la pereza a su mayor enemigo.

Nuestros asesores inmobiliarios en Mallorca, expertos en la compra y alquiler de viviendas en Baleares, han recopilado los trucos más eficientes para mantener la casa limpia sin morir en el intento. Toma nota de las distintas actuaciones para no tener que enfrentarte nuevamente a esas súperlimpiezas de hogar que tanto te desmotivan y agotan.

Tips hogar- mantener la casa limpia- Baleares

Hacer la cama y ventilar las estancias diariamente

Sí, las prisas hacen que muchas veces dejemos de lado el hacer la cama antes de salir de casa. Sin embargo, esta acción que no lleva más que unos pocos minutos acaba teniendo una clara percepción en la limpieza y el orden de la estancia. Una cama hecha hace que la habitación parezca siempre más aseada, incluso aunque el resto del cuarto no esté perfecto.

Renovar el aire del hogar también contribuye a esta sensación. Basta con dejar abiertas las ventanas unos 10 minutos (sobre todo las de las habitaciones). Un timing perfecto que puedes aprovechar para ducharte, desayunar o hacer la cama, por ejemplo.

Presta atención diaria al baño

La rapidez por salir de casa puede acabar convirtiendo el baño en un terreno de guerra. La higiene es más que imprescindible en este cubículo. Por eso, las limpiezas deben ser más profundas que en otras habitaciones. Ahora bien, este momento será más llevadero si tomas diariamente ciertas precauciones como no dejar que se acumulen las gotas de cal, mantener limpio el espejo y las griferías y enjuagar la ducha cada vez que la usas.

Evita las montañas de ropa y las prendas dejadas a la vista

El tendedero en medio del salón, la ropa limpia sobre el sofá, las prendas usadas dejadas en una silla, las chaquetas en el sillón… Todo ello no tiene cabida si quieres mantener la casa limpia y ordenada. Apuesta por guardar la ropa en cuanto se haya usado o se haya secado. Piensa también que si estiras las prendas nada más sacarlas de la lavadora, evitarás tener que planchar muchas de ellas y, por tanto, que éstas queden expuestas hasta que saques tiempo para ello.

Friega después de cada comida y vigila el frigorífico

No importa si es solo un plato o un vaso lo que se queda en el fregadero. Cualquier utensilio dejado en la pila o sobre el banco de la cocina o de una mesa produce sensación de suciedad. Imagínate si encima reina una montaña de piezas de la vajilla o si se acumulan cacharros o electrodomésticos a la vista. Así que limpia aquello que utilices (después del desayuno, la comida y la cena) y no dejes nada visible si quieres tener la cocina en orden sin gastar mucho tiempo.

La nevera también debe centrar tu atención. Asegúrate de sacar y tirar aquello que desprende mal olor o que ha caducado y de mantener limpios los estantes y los cajones del frigorífico para impedir la acumulación de los restos. Mantén también el orden en la disposición de los alimentos.

Limpia y ordena de arriba abajo para agilizar las tareas

Esta acción vale para todo: desde la limpieza del polvo (si, contrariamente limpias de abajo a arriba te tocará volver a repasar los muebles nuevamente) hasta para mantener pulcros y ordenados los armarios.

Adiós a los trastos y a cualquier objeto viejo

Sabemos que no siempre resulta fácil deshacerse de ciertos elementos, pero lo cierto es que si sobran o no tienen uso solo van a servir para acumular polvo o dificultar la limpieza. Así que vale la pena dedicar una tarde entera a ver que muebles, ropa, accesorios… ya no tienen sentido para ganar tiempo más adelante.

Barrer, aspirar y fregar periódicamente

La pelusa o la acumulación de suciedad en el suelo perjudican seriamente la imagen y la limpieza de nuestro hogar en Mallorca. Si tienes opción, utiliza el aspirador en vez de una escoba: levantarás menos polvo y alargarás el tiempo de volver a pasarle el trapo a los muebles.

Consulta el blog de Durendesa® para conocer todos los trucos y consejos para tu vivienda en Mallorca o Ibiza.