mascotas- playas para perros en Baleares

Mascotas en verano: playas para perros en Baleares

Si este año has incorporado un can a la familia o decides viajar con tu mascota a Baleares, debes saber que la montaña no es tu única opción. Las islas cuentan con playas para perros que te permiten disfrutar de su compañía mientras paseáis juntos por la arena u os dais un buen chapuzón. Son las llamadas playas pet-friendly, catalogadas así para que puedas acceder a ellas con tu fiel amigo.

Nuestros asesores inmobiliarios en Baleares, grandes amantes de los animales, recopilan las playas y las calas con las que este verano crearás momentos inolvidables junto a tu perro. Eso sí, no olvides meter la documentación de tu animal en la maleta y dejar limpia la playa cuando te marches. Lo agradeceremos todos.

Un apunte más. Desde Durendesa®, tu inmobiliaria en Mallorca e Ibiza, te recomendamos consultar con el ayuntamiento correspondiente si hay algún tipo de restricción en la playa canina por el covid, tanto de horario como de uso.

playas para perros en Baleares

Calas y playas para canes en las islas

Playas para perros en Mallorca

  • Cala Blanca, Andratx: esta pequeña playa rodeada de rocas y naturaleza respira tranquilidad por los cuatro costados. Su acceso no es sencillo. Para llegar a ella hay que caminar cerca de 2km de pendiente.
  • Playa de Llenaire, Port de Pollença: esta preciosa playa de 600 metros se ubica en un encantador pueblo pesquero. Cuenta con espacios de sombra para que tanto tú como tu mascota lidiéis más fácilmente contra el calor.
  • Cala dels Gats, Costa de la Calma: un pequeño rincón de arena y piedras localizado entre Cala Blanca y Punta dels Gats. Se puede disfrutar de 8.00 a 20:00h.
  • Playa de Es Carnatge, Palma: este bello paraje,rodeado de arena fina y vegetación, se encuentra a escasos 10km de la capital balear.
  • Playa de Na Patana, Santa Margarida: un espacio muy tranquilo de arena y roca para disfrutar con tu perro, localizado a 14km de Santa Margarida.
  • Punta des Marroig, Calvià: este rincón de agua y rocas, ubicado entre Palmanova y Es Carregador, permite el recreo canino de 8.00 a 20.00h.

Playas caninas en Ibiza

Dos calas pequeñas en Santa Eulària del Riu:

  • Zona de Es Faralló (acceso por el paseo Joan Canal Serra): un espacio de rocas y de arena gruesa limitado por 40 metros de longitud.
  • Los últimos 10 metros de la parte derecha de la desembocadura del río.

Playas para perros en Menorca

  • Cala Binigaus, Es Migjorn Gran: esta preciosa cala rodeada de senderos permite el recreo canino de 19.00 a 9.00h.
  • Cala Fustam, Es Migjorn Gran: su acceso es bastante complicado (camino de 1hora por un sendero).

Equipaje de la mascota en las playas pet-friendly

Nuestro amigo viajero de cuatro patas que pisa las Baleares necesita también un equipaje que le haga sentir cómodo en sus visitas a la playa. En su maleta no debe faltar:

  • Identificación y certificado vigente de vacunación
  • Bolsas para recoger los excrementos
  • Bebedero para el agua fría
  • Comedero y alimentación habitual
  • Un juguete que flote en el agua
  • El listado de clínicas veterinarias cercanas a la zona
  • Protector solar especial para perros si es un can de piel sensible
  • Protector para almohadillas si tiene las patas sensibles
  • Una sombrilla si no hay zona de sombra

Consejos para los dueños de mascotas en las playas

Una vez en la playa, es importante proteger al animal del sol excesivo, sobre todo en las horas de máximo calor, así como asegurarse de que bebe agua regularmente (el perro también puede sufrir un golpe de calor).

En ningún momento hay que perderlo de vista: es conveniente elegir una playa con poca profundidad y sin corrientes y controlar que no corra sin control por zonas peligrosas. También debemos vigilar que no coma arena, pues puede resultar peligroso para su sistema digestivo.

Por otro lado, no hay que obligar al perro a meterse en el mar: no a todos los canes les tiene por qué gustar bañarse en el agua. Si es el caso de tu animal, puedes refrescarlo echándole agua por encima para regular su temperatura corporal.

Tras la jornada de recreo en la playa, es aconsejable bañarlo con agua dulce para quitarle los restos de sal y de arena y proteger su piel y  pelaje. Del mismo modo, no hay que olvidar revisar sus orejas para comprobar que no le queden restos de arena y de agua. Podría derivar en una otitis.