Método Kakebo | Ahorro doméstico | Reducir gastos hogar
15562
post-template-default,single,single-post,postid-15562,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
ahorro domestico kakebo

Método Kakebo: el diario doméstico para evitar gastos superfluos

método de ahorro KakeboAhorrar no resulta sencillo, lo sabemos. Seguro que tú también lo has intentado con toda clase de métodos: una hucha que acabas abriendo antes de tiempo, una App de finanzas que relegas al olvido entre mil y una aplicaciones, notas prometedoras en el móvil que no sirven para nada, un maravilloso y colorido Excel que queda incompleto… Y, al final, no es que no alcances la cifra prevista, sino que el saldo de tu cuenta acaba en negativo. Posiblemente no has probado el método Kakebo: una técnica japonesa ancestral que entró tímidamente hace unos años en nuestro país y que hoy cuenta con seguidores que aseguran ahorrar unos 200 euros al mes sin gran esfuerzo. Un sistema tan tradicional que se basa en algo tan sencillo como llevar un diario de la economía del hogar.

Los españoles no somos ahorradores. Según un informe del año pasado publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), más de la mitad no conseguimos ahorrar ni un euro. En la mayoría de casos, pretendemos guardar dinero a final de mes después de ir sumando gastos… demasiado tarde. Ya no hay disponibilidad en nuestra cuenta. Otro factor que nos lleva cada vez más a hacer tiritar nuestro bolsillo tiene que ver con seguir las pautas del entorno: Quizás no necesite un bolso o un móvil nuevo, pero mi vecina o amigo acaba de hacerse con uno que me lleva a plantearme adquirirlo… ¿Te suena?

Un diario para reducir el exceso de gastos

Kakebo ahorro¿Has hecho alguna vez un diario para registrar lo que comes y los quemas? Podríamos decir que el método Kakebo sería algo similar, aunque convertido en una libreta de ahorro no ligada a ningún banco para hacer tus balances económicos. Un mecanismo que te permite llevar al día las facturas y evitar esos sustos con lo que nos topamos a final de mes en más de una ocasión. Eso sí, también requiere su dosis de disciplina.

Puedes comprarte el libro editado por Blackie Books o puedes construir tu propio Kakebo para identificar dónde se pierde nuestro dinero:

  • Coge una libreta y anota a principio de mes el dinero que ingresas mensualmente (sueldo, rentas, comisiones…).
  • Apunta todos los gastos fijos, como los relativos a la hipoteca, el móvil, el gimnasio, el seguro del coche…
  • Guarda todos los tiques de todos los artículos que compres para poder ordenarlos por categorías (ocio, vicios, ropa, alimentación…) y detectar cuánto dinero se va en gastos superfluos.
  • Siéntate diariamente o semanalmente frente a tu libreta para registrar los gastos. Si además le das a cada tipo de desembolso un color diferente, te será muy fácil detectar a simple vista esos derroches que hasta ahora no veías.
  • Fija una cantidad de ahorro mensual o semanal.
  •  Haz un balance mensual para controlar la consecución de objetivos.

Con esta fórmula simple podrás ser más consciente de tus desembolsos y optimizar el gasto de tu sueldo de cara a los próximos meses.

¿Por qué no probarlo para conseguir parte del dinero de tu próximo viaje o para comprar tu futura casa en Mallorca e Ibiza? Desde la inmobiliaria en Baleares Durendesa® te animamos a que pruebes este método de ahorro. Te dará buenos resultados sin ser un entendido de las finanzas.

Sin comentarios

Escribir un comentario