Regla del uno: el truco para ahorrar en la factura de la luz

La factura de la luz disparada, la incertidumbre económica, los precios en alza de productos y alimentos… Con este panorama, no es de extrañar que las familias estén cada vez más preocupadas por su bolsillo. Los expertos avisan: la planificación y el sentido común son los mejores instrumentos para ahorrar dinero , en tiempos buenos y menos buenos. Así que toca ponerse cuanto antes manos a la obra, sin esperar a que el invierno nos traiga sorpresas económicas desagradables. Aplicar la regla del uno y otros trucos para reducir el consumo energético serán de gran ayuda para la economía familiar en los próximos meses.

Nuestros asesores inmobiliarios en Baleares de Durendesa®, tu inmobiliaria en Mallorca e Ibiza, te recuerdan las principales medidas para recortar en la factura de la luz y en otros gastos.

Cómo ahorrar en el consumo energético en casa

Aunque muchos de los trucos de ahorro energético son sobradamente conocidos, parece que nos sigue costando ponerlos en marcha. Esta vez no hay excusa que valga. Los máximos históricos en el precio de la luz se han convertido en una realidad continuada y el bolsillo de muchas familias ya ha empezado o empieza a temblar ante lo que puede estar por llegar. Según la Organización de Consumidores y Usuarios, la factura media de la luz se sitúa actualmente en torno a los 150 euros, 90 euros más que el año pasado.

Hay muchos pequeños gestos, como la regla del uno de ahorro energético o el uso eficiente de los aparatos, que pueden valerte para reducir de forma significativa el coste de la factura de la luz. Un buen punto de partida consiste en  verificar la potencia eléctrica contratada para ver si realmente se corresponde con las necesidades de nuestro hogar. También suele resultar útil agrupar los servicios de telecomunicaciones en una única factura, ya que esta acción suele traer ofertas.

Regla del uno: ajustar la temperatura para ahorrar hasta 70 euros

La regla del uno es un sencillo pero efectivo método de ahorro aconsejado por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) y la Comisión Europea. Consiste en bajar la calefacción un grado y subir el aire acondicionado un grado. Este pequeño gesto consigue grandes resultados. Nada más y nada menos que ahorrar entre 20 euros y 70 euros en la factura de la luz.

Uso eficiente de los electrodomésticos

En la regla del uno, los electrodomésticos también son clave. Los más modernos son más eficientes energéticamente, ya que consumen hasta un 55% menos de energía que los aparatos tradicionales. Las etiquetas A, A+, A++ y A+++ son las mejores aliadas de nuestros bolsillos, por lo que es conveniente que nos fijemos en ello a la hora de adquirir un nuevo modelo.

Del mismo modo, no hay que olvidar que la cocina es uno de los puntos críticos del consumo y por tanto es importante aplicar bien esa regla del uno, ya que alberga los aparatos con mayor gasto de energía. En este sentido, es importante tener en cuenta consideraciones como las siguientes:

  • Utilizar ollas y sartenes con el diámetro adecuado para cada fuego
  • La placa de inducción consume menos que la vitrocerámica
  • Llenar el lavavajillas y la lavadora al máximo
  • Usar el programa ECO de la lavadora y el lavavajillas
  • Mejor lavar a 40 grados que a 60 grados, si no hace falta agua caliente
  • Mantener la nevera alejada de las fuentes de calor (horno, radiador…) y controlar su temperatura (nevera a 5 grados y congelador a menos 18 grados)
  • Abrir la nevera lo menos posible para no perder energía tontamente

Adiós al modo stand by o al consumo silencioso de energía

Hay aparatos que dejamos constantemente enchufados como la televisión, el ordenador, la cafetera, el cargador del móvil… Aunque puede parecernos que están apagados, lo cierto es que sí están consumiendo. Por ello, es importante desconectarlos cuando no los necesitemos o salgamos de casa, por ejemplo. Este consejo energético no puede pasar desapercibido: el stand by puede suponer hasta un 10% del consumo anual.

Apagar las luces y aprovechar la luz natural

La iluminación conlleva el 20% del gasto energético en casa, por lo que el bolsillo agradece- y mucho- que las luces se apaguen cuando no se utilizan. Además, la luz natural nos ayuda a ahorrar hasta el 25% en la factura de la luz, junto a otros beneficios para nuestro organismo.

Igualmente, la sustitución de las bombillas tradicionales es un recurso incuestionable. Supone un 80% menos en el caso de la iluminación LED y de un 50% menos en el de las luces de bajo consumo.

Temperatura entre los 20º y los 23º durante el día

El control de la temperatura es fundamental según la regla del uno para no malgastar energía en casa.  Según  los expertos, debemos velar porque la temperatura se encuentre entre 20 grados – 23 grados durante el día y entre 15 grados – 17 grados durante la noche. Un termostato programable es de gran ayuda para vigilar que así se mantienen los grados.

La aplicación de la regla de uno es importante en este punto. Cabe tener en cuenta que cada grado por encima de los 20 grados supone un 7% más en nuestra factura y que acciones como apagar o reducir la calefacción una hora antes de irse a la cama nos permiten ahorrar hasta un 25%.

Purgar los radiadores

Otra acción que no debemos descuidar es la limpieza regular del polvo de los radiadores, ya que con ello se consigue ahorrar hasta un 10% de la energía. Del mismo modo, es importante no tapar estos aparatos con ningún objeto, textil o cubre-radiador para que el calor pueda fluir libremente.

Controlar los escapes de aire por puertas y ventanas

Las puertas y las ventanas suelen ser los principales puntos de escape del calor y de filtración de aire frío.  Esto se puede solucionar mediante la colocación de ribetes o la aplicación de silicona para sellar las estructuras en los bordes. El doble acristalamiento, si estás pensando en cambiar las ventanas, es también una buena solución. Ten en cuenta que un buen aislamiento puede reducir entre un 25%-50% el gasto anual.

Más ideas para recortar gastos en casa

Al margen de la regla del uno y del resto de medidas para ahorrar en la factura de la luz, no pierdas de vista las siguientes recomendaciones para gastar menos en casa:

  • Instalar aireadores o reductores de caudal de agua en los grifos
  • Cerrar el grifo al enjabonar los platos o lavarse los dientes
  • Priorizar la ducha al baño
  • Secar la ropa al aire libre
  • Abrigarse para no pasar frío (un batín, una manta…)
  • Elegir cortinas térmicas
  • Planificar las comidas para ahorrar en la factura de la compra
  • Comparar los precios de los supermercados

 

 

trucos ahorro luz_ regla del uno

Índice de contenidos

Compartir noticia

Facebook
Twitter
LinkedIn
@2022 Durendesa