Vivir en Ibiza | Comprar vivienda Ibiza | Alquilar en Ibiza
15551
post-template-default,single,single-post,postid-15551,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
RAZONES PARA VIVIR EN IBIZA

Las mil y una maravillas de vivir en Ibiza

Vivir en Ibiza- Inmobiliaria BalearesIbiza atrapa desde el mismísimo momento en que se pone un pie en la isla. Sus 572 km de superficie y sus 210 km de costa erigen como un auténtico paraíso terrenal en medio del Mediterráneo. Atrás queda pensar en ella solo en términos de fiesta. Ibiza es belleza, encanto, sensaciones, mezcla, oportunidad… Su magnetismo llega a ser tal que los residentes se mantienen firmes en seguir allí el resto de sus días y los visitantes sueñan con quedarse a vivir en Ibiza. Quizás es allí, en la Isla Blanca, donde va a despegar tu nueva vida. Motivos para fijar tu residencia en la isla Pitiusa o buscar un nuevo rincón en sus dominios no faltan.

Ibiza: isla de sensaciones y contrastes

La lista de razones para vivir en el islote balear es muy amplia. Lo saben bien nuestros profesionales de Durendesa®, acostumbrados a hacer realidad el sueño de quienes buscan comprar o alquilar una vivienda en Ibiza. Hoy resumimos algunas de las principales motivaciones que empujan a nuestros clientes a elegir este destino para vivir los 365 días del año.

El clima es uno de los principales atractivos para aquellos que buscan asentarse en un lugar distinto o habitan ya en las Baleares. Sus temperaturas son suaves y agradables prácticamente en cualquier estación. Ibiza ve brillar el sol más de 300 días al año y, como consecuencia, respira vida por todos sus rincones. El espíritu mediterráneo invade cada municipio, desde Eivissa capital hasta Santa Eulària des Riu, San Josep de sa Talaia, Sant Antoni de Portmany o Sant Josep de Labritja.

Repleta de atractivos naturales y arquitectónicos, la isla aúna la naturaleza, la playa y el encanto de sus pueblos para dejar ante nuestros ojos paisajes de una belleza inolvidable. Aguas cristalinas, parajes naturales, pueblos blancos, calas y playas… Mil y un rincones y mil y un planes. Desde la posibilidad de disfrutar de una intensa actividad nocturna hasta gozar del mejor escenario para pasar un buen día en familia, sorprenderse con la gran variedad de ecosistemas marinos y aves del Parque Natural de Ses Salines, realizar senderismo o respirar aire puro.

La historia y la cultura también pueblan sus calles. El santuario de es Culleram, la necrópolis de Puig des Molins, el poblado fenicio de sa Caleta… permiten echar la vista a un pasado marcado por la interacción con fenicios, púnicos, romanos, árabes… Imposible no dejarse encandilar por sus azoteas blancas y las impresionantes vistas sobre el Mediterráneo.

La rica gastronomía contribuye también a la vida placentera y variopinta que se respira en la isla. Elaboraciones centenarias como arroz de matanza, el flaó, el guisat de peix o el sofrit Pagés conviven con la cocina más vanguardista del momento venida de diferentes rincones.

A todo ello se suman las oportunidades que la isla crea en torno a sectores como el turismo o servicios, convirtiéndola en uno de los lugares más idóneos para emprender un negocio cuando se busca un ambiente diferente, fuertemente asentado y lleno de sensaciones. Las buenas conexiones con las principales capitales europeas y nacionales animan a muchos emprendedores a asentarse en las islas.

¿Tienes en mente vivir en este paraíso del Mediterráneo? ¿Buscas un nuevo emplazamiento para tu negocio en alguna de sus localidades? ¿Quieres invertir en una vivienda en Ibiza? Consulta con la delegación de Durendesa® en la isla para recibir asesoramiento sobre las mejores zonas y posibilidades para comprar una casa en Ibiza.

Sin comentarios

Escribir un comentario