Convertir un local comercial en vivienda | Transformar un local en casa en Mallorca
15765
post-template-default,single,single-post,postid-15765,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Local comercial vivienda Durendesa

¿Puedo convertir un local comercial en vivienda en Mallorca?

local comercial vivienda MallorcaSi hablamos de la posibilidad de convertir un local comercial en vivienda en Mallorca no es porque te estemos sugiriendo que montes tu tienda de campaña en ese lugar en el que ya pasas demasiadas horas. Los tiempos cambian y también las necesidades, así que quizás tengas ante ti la opción de darle una nueva vida a un local que tienes o vas a tener en desuso. Eso sí, este cambio no se hace sin más, ni del día a la mañana. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que no existen impedimentos para realizar una modificación que, por ejemplo, te permitirá transformar un local en un bonito loft en Mallorca.

Los datos en Palma arrojan una muestra del mayor interés actual por transformar un local en vivienda. En lo que va de año, Cort ha dado el visto bueno a una veintena de espacios, hasta el momento con un destino diferente. Para hacerlo realidad ha sido necesaria la obtención de la licencia de cambio de uso de local a vivienda, ligada a unos parámetros normativos y a unos requisitos de habitabilidad, que incluyen desde los metros mínimos exigidos hasta cuestiones de seguridad y de accesibilidad (consulta el Decreto 145/1997, de 21 de noviembre, por el cual se regulan las condiciones de medición, de higiene y de instalaciones para el diseño y la habitabilidad de vivienda). Una licencia obligatoria para escriturar el espacio en vivienda.

La solicitud del cambio de uso a hogar requiere diferentes pasos:

  • Licencia de obra mayor al Ayuntamiento. Un cambio de uso de local a vivienda implica el aumento de residencias y, por tanto, una modificación de la densidad de la finca. Toda la información al respecto se debe previamente consultar en la oficina de información urbanística. Además, aunque el espacio esté preparado, hay también que tener en cuenta la opinión del resto de propietarios, si el local está integrado en una comunidad.
  • Registro de la Propiedad: Antes de empezar con las obras se debe consultar el Registro de la Propiedad, así como los estatutos de la comunidad de propietarios. Se trata de verificar si está establecida o, contrariamente, prohibida la posibilidad de convertir un local de la finca en casa. Si esto no es así el Tribunal Supremo concede la libertad al propietario para el cambio a vivienda.
  • Escritura nueva: Con las obras de adecuación realizadas, hay que formalizar las nuevas escrituras ante notario y llevarlas al Registro de la Propiedad. Conllevará pagar una serie de tasas.
  • Cédula de habitabilidad: Este trámite se realiza ante el Consell Insular y certifica que la propiedad cumple con unos requisitos mínimos de higiene así como de instalaciones adecuadas a su función. Es un documento obligatorio para solicitar ciertos servicios (agua y luz).
  • Variación del valor catastral: Este paso se realiza ante Catastro con el fin de que el recibo del IBI sea modificado a razón del nuevo uso.

Por tanto, no todos los espacios tienen la capacidad de convertirse en vivienda, ya que no todos los locales están preparados para un uso residencial. Ni que decir tiene que tampoco es posible proceder a la modificación por el mero hecho de decidir habitar en su interior. El cambio requiere una serie de pasos sujetos a la legalidad, con especial atención si el local se encuentra en una comunidad de vecinos.

Por eso, desde nuestra inmobiliaria en Mallorca e Ibiza te animamos a consultar los requisitos y trámites necesarios en tu ayuntamiento si estás pensando en modificar el uso de tu local.

Sin comentarios

Escribir un comentario