¿Y si contrato un seguro de impago del alquiler?

Las últimas cifras sobre su contratación son un claro reflejo del mayor interés que está despertando entre los arrendatarios. Según datos del Observatorio Español de Seguro del Alquiler (OESA), la comercialización de estas pólizas ha aumentado un 35% en el primer trimestre de 2019. Una clara tendencia al alza que la entidad prevé que continúe durante el resto del año, auspiciada sobre todo por la nueva normativa del alquiler y dos de sus puntos más polémicos: el aumento del tiempo de la duración de los contratos de 3 a 5 años y la limitación a dos meses de la garantía adicional a la fianza que puede solicitarse a los inquilinos.

Los seguros de impago del alquiler en Baleares han adquirido un especial protagonismo durante los últimos meses. Desde la entrada en vigor del nuevo decreto ley del arrendamiento, muchos propietarios han vuelto su mirada hacia esta fórmula que básicamente ayuda a protegerse ante morosos. Con su contratación, los dueños se garantizan obtener de la aseguradora aquellas mensualidades incumplidas por el inquilino. Es decir, se previenen ante una posible situación que dificultaría la entrada de unos ingresos que suelen utilizarse para el pago de la hipoteca o de otros gastos. El coste de este seguro de impago del alquiler se sitúa entre un 4% y un 6% de la renta anual, aproximadamente.

En cuanto a los tipos de seguro de impago del alquiler, OESA puntualiza que las coberturas preferidas son las relativas a 12 meses (representan actualmente el 80% de las pólizas). Así, mientras que el interés por contratar la periodicidad anual se ha incrementado en un 1,61 puntos respecto a 2018, la cobertura a 6 meses ha decrecido en un 3,39%.

seguro de impagos del alquiler- Baleares

¿Cómo funcionan estos seguros?

Los seguros de impagos del alquiler en Baleares están regulados por la Dirección General de Seguros y tienen como objetivo facilitar el cobro de la renta desde el segundo mes del impago. Son ante todo un filtro para elegir al inquilino, ya que la compañía o la inmobiliaria intermediaria realiza un estudio de viabilidad para comprobar la solvencia del arrendatario antes de la formalización del contrato.

Normalmente, el seguro de impago del alquiler incluye también la defensa jurídica del propietario ante conflictos civiles o penales con su inquilino, los deterioros en el mobiliario y el robo del continente del inmueble por parte del arrendatario. En cualquier caso hay un aspecto que el casero no debe descuidar: sin la denuncia no hay ningún adelanto.

Desde Durendesa®, inmobiliaria balear especializada en el alquiler de viviendas en Mallorca e Ibiza, te aconsejamos analizar bien las distintas ofertas del seguro de impago del alquiler, entender bien sus condiciones y coberturas y contratar la opción que más se ajuste a las necesidades reales.

Datos sobre impagos y seguros de protección de alquileres

Según la Asociación para el Fomento del Alquiler y el acceso a la Vivienda (Arrenta), cerca del 18% de los propietarios de las viviendas de alquiler disponen de un seguro de impago. Un porcentaje inferior al de la media europea, donde 4 de cada 10 inmuebles arrendados dispone de este tipo de seguro.

Por otra parte, el impago de alquileres en España se incrementó un 5,7% en 2018, hasta elevar la deuda media de los inquilinos con sus propietarios a los 6.186 euros (la cantidad más elevada de los últimos tres años, según los datos del Fichero de Inquilinos Morosos).