El coronavirus no solo es nuestro enemigo en la calle o en el trabajo. También es un fuerte adversario en el domicilio o en la comunidad de vecinos. Por eso, aunque los días parezcan ahora más largos que nunca, ninguna excusa resulta buena para bajar...