Las alergias a los ácaros, al polvo y al moho son algunas de las principales reacciones a las que se enfrentan las personas alérgicas en casa. Los diminutos arácnidos y hongos que se esconden en elementos como colchones, ropa de cama, juguetes… generan un malestar...