Estilo Hygge | Decoración nórdica | Estilos casas modernas
15228
post-template-default,single,single-post,postid-15228,single-format-standard,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-11.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
estilo hygge decoracion durendesa inmobiliaria

Estilo Hygge: tu casa convertida en un templo de felicidad

Tu casa debería ser tu templo de felicidad. Tu espacio de tranquilidad, paz, comodidad… Así es el estilo Hygge, una forma de vida que adora las pequeñas cosas y que extiende sus raíces hasta cada rincón de la casa. Su nombre puede que empiece a sonarnos ahora, pero lo cierto es que los daneses llevan siglos practicándolo y que quizás tenga algo que ver con que Dinamarca sea el país más feliz del mundo, según la ONU. En cualquier caso, esta vivencia decorativa persigue un ambiente relajado y confortable: Una casa convertida en todo un santuario de la felicidad, para disfrutar en soledad o en buena compañía.

¿Cómo trasladar este espíritu a nuestra vivienda en Mallorca e Ibiza? Nuestro equipo Durendesa® recopila una serie de consejos en este sentido que creemos que puede interesante, porque ¿quién no quiere vivir en un hogar cómodo y happy? Así que cuando llegues a casa, disfruta de una taza de chocolate junto a la ventana de una estancia bañada por la luz del atardecer… y lee. Aprovecha para descubrir la belleza de los pequeños placeres que te rodean… Porque sí. Eso también es Hygge.

La relajación por encima de todo

Si el Hygge es de origen nórdico, es lógico que esta tendencia parta de la sencillez y la practicidad: de decirle sí al estilo minimalista y no a la sobrecarga que evitaría descansar la mente.  Su máxima es la tranquilidad, lo que obliga a contar en casa con un hygekrog o un rincón donde disfrutar de planes sencillos y relajados (un sillón junto a la ventana donde acurrucarse con un buen libro o donde saborear de unos bombones sin sentirse culpable, un espacio dedicado a la música si ésta es tu debilidad…). Y todo ello pensando en clave de comodidad, incluso por encima del diseño.

Para conseguir esta atmósfera nada mejor que darle mucha importancia a los detalles y objetos que nos hagan evocar felicidad.

Luz natural y velas para un ambiente cálido

Una de las cosas que más nos sorprende cuando viajamos al norte de Europa es la falta de persianas. Como no podía ser menos, esta huella se aprecia también en este estilo, que prima la luz natural por encima de la artificial, lo que implica, a su vez, sortear cualquier elemento que interfiera la claridad. Un suelo con tonos claros contribuye también a reforzar este objetivo.

¿Cómo mantener esta calidez aún con la caída de la noche? La clave del estilo Hygge está en utilizar lámparas de luz tenue y, sobre todo, no olvidar las velas, grandes aliadas de este estilo. Si sigues este estilo a pie juntillas, velas blancas y sin olor, en aras de esa simplicidad.

Colores suaves para atrapar la serenidad

El blanco y sus derivados (blanco roto, gris claro, beige…) son los colores por excelencia de esta decoración estilo Hygge. Son tonalidades que nunca pasan de moda y que, además, combinan a la perfección con la madera, su material preferido por la calidez que aporta.

Si te parece que estos colores consiguen resultados decorativos simples, prueba a combinarlo con otros tonos a través de cojines, alfombras, mantas…. fabricados con los materiales más naturales posible (lana, algodón, piel…). Eso sí, el estilo Hygge siempre huye de las paredes sobrecargadas o del papel pintado. No casan con la simplicidad de esta tendencia.

La Naturaleza en casa

En este estilo Hygge se aprecia una tendencia clara de amor y armonía con la naturaleza, las plantas y flores son  ideales para dar un toque natural a las estancias. Unas flores bonitas en las mesas o en el alfeizar de las ventanas conseguirá fácilmente trasladar estas pinceladas a casa.

Con todo ello, se pretende crear espacios tranquilos, libres de desorden, con mobiliario y accesorios que nos envuelvan cálidamente para hacer vivir y sentir felicidad… En definitiva, un estilo hygge es un ambiente cozy impregnado de suaves aromas para el disfrute de los pequeños placeres de la vida.

Si acabas de comprar una casa en Mallorca o Ibiza, quizás sea el momento de poner en marcha este estilo Hygge para disfrutarla en todos sus aspectos. Te ayudará a sentir rápidamente que estás en tu verdadero hogar. Por cierto, se pronucia “hu-ga”.

estilo hygge decoracion durendesa inmobiliaria (1)

Sin comentarios

Escribir un comentario